Un joven de Badajoz se tiró 4 días hablando en Latín tras consumir LSD.